Distanciamiento social electrónico: BMW presenta el Active Cruise Control

El año pasado tuvimos la chance de probar esta tecnología sobre un vehículo de cuatro ruedas, en un viaje experimental, que hicimos con unos amigos a Mendoza (ver). Por un lado probamos la ropa de LS2 en la nieve -este año queríamos hacer lo mismo con Motorman- y pudimos viajar en una DS7 que contaba con la tecnología de control de velocidad crucero adaptativo.

Por aquel entonces ya se empezaba a hablar de esta tecnología en los modelos de algunas marcas que iban a estar disponibles durante este 2020. KTM 1290 Super Adventure, Ducati Multistrada V4 y algún nuevo modelo de BMW, ya que la 1250 no lo había incorporado hasta el momento.

Es algo que ya a estado disponible en el mundo de los autos por un tiempo. Hace algunos años pudimos probar, incluso, una versión bastante más avanzada en un Tesla Model 3. Todo sirve como material de estudio, además de haber sido una experiencia muy distinta a todo.

En tiempos de distanciamiento social, es una buena oportunidad para recordad la importancia de mantener la distancia de seguridad cuando se está al mando de un vehículo. Creeríamos que es lo más importante de todo, además de tener control sobre el rodado. La distancia te da perspectiva, opciones, tiempo para reaccionar y frenar, lugar para tomar impulso, y muchas veces es totalmente ignorada por quienes conducen un auto o una moto.

El control crucero adaptativo se trata un poco de eso. Por un lado hacer menos cansador el viaje para el piloto, permitiéndole llevar más relajada su mano derecha y por el otro, además de regular la velocidad, mantener la distancia con los vehículos que circulan frente a nosotros sin tener que andar desactivando el sistema frenando y acelerando.

Los bávaros han acudido a Bosch para desarrollar este sistema. De acuerdo a declaraciones de BMW, se han nutrido de los muchos años de experiencia en el mundo de los autos de ambas compañías. Como en la mayoría de los sistemas adaptativos, la distancia se puede ajustar respecto del vehículo que circula adelante, de esta forma, la moto va ajustando la distancia en función de la velocidad y el perfil seleccionado por el piloto. A esto, BMW ha agregado dos modos en los que la aceleración y desaceleración funcionan de manera distinta: Dynamic y Comfortable.

 

El ACC puede desactivarse en el momento en que el usuario lo requiera. También tiene un comportamiento distinto en el momento en que se toma una curva. De ser necesario, la velocidad se reduce automáticamente para que la moto se pueda inclinar con facilidad en una curva cerrada. Al mismo tiempo el Active Cruise Control limita el frenado y la aceleración, para asegurarse que el piloto pueda llevar la moto de manera segura y sin perder estabilidad.

BMW hace énfasis sobre la característica de asistencia de este sistema, quedando la responsabilidad de uso estrictamente asignada al conductor. No se trata de un sistema de conducción autónoma, sino de un sistema de asistencia para brindar más confort al usuario, principalmente aquellos que recorren largas distancias. A diferencia de los autos, donde la mayoría de las veces el sistema funciona en conjunto con una caja automática, en las motos no funciona cuando la misma se encuentra detenida, como en el caso de un embotellamiento.

BMW todavía no aclara en qué modelos estará disponible ni a cuales se podrá instalar como actualización. Lo cierto es que para ilustrarnos sobre su funcionamiento, eligieron una de las motos más equipadas de toda la flota: un K1600 GT.

***

***

Deja un comentario