¿Vuelve Puma?: En su regreso, la marca argentina invita a los fanáticos a co-crear el próximo modelo

Una vez en Calingasta, San Juan, fuimos a ver una muestra a cielo abierto de autos y motos clásicas. Si, ahí cruzando el río Los Patos, donde San Martín cruzó la Cordillera de los Andes, en el medio de la nada de repente se juntaron muchísimos autos y motos de otras épocas. Algunos castigados por el paso del tiempo, pero en funcionamiento, y otros en un estado de conservación impecable. Cuestión que en un momento se armó una competencia de carrera lenta, para los que no lo saben es como una picada pero gana el que tarda más en llegar sin apoyar los pies en el suelo, y allí competían algunas Puma. No recuerdo exactamente qué modelo eran, pero no de las más antiguas, seguramente cuarta serie, o incluso quinta.

Esperamos no sea como el frustrado regreso de Mazda hace unos años, pero desde hace no mucho tiempo una cuenta de Instagram y una web que pareciera oficial comenzaron a tener bastante movimiento insinuando un posible resurgimiento de la marca.

La historia de las motos Puma se remonta a 1952 con las Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado, con un proyecto en el que decidieron fabricar una motocicleta de baja cilindrada y precio accesible basada en la Guericke alemana. La primera fabricación fue de 20 unidades que se les dieron como obsequio a los obreros de la planta para que las testearan. Así nació la Puma primera serie, con un motor de 98 cc. y caja de dos velocidades.

En 1956 aparece la segunda serie, que mantenía la cilindrada pero modificaba la palanca de cambios que se ubicaba en el tanque de combustible trasladándola a los pies, incrementaba las dimensiones de las ruedas, mejoraba las articulaciones del cuadro y las suspensiones. Además reemplazaba el descompresor por un botón de apagado.

En 1959 apareció la cuarta serie, al principio con motor de 98 cc y caja de tres velocidades y luego pasó a tener un motor de 125 cc. A diferencia de las anteriores, ya contaba con rodado 16”. Ya era una moto más importante en sus dimensiones y con grandes mejoras en las suspensión delantera, que si bien no era telescópica, tenía un par de bielas en posición contrapuesta a las astas de la horquilla que le daban un andar más suave, y la moto tenía un asiento unificado para piloto y pasajero.

La quinta serie, en 1963, marcó el final de Puma con la llegada de las privatizaciones. La moto no pudo ser producida en serie, aunque de la fábrica salieron algunas pocas. Ya era una moto mucho más potente con un motor de 200 cc., suspensión telescópica y rodado 18”. Eso fue hasta 1966, cuando Puma dejó de existir.

Cincuenta y cinco años después la marca Puma volvió a encenderse en el mundo de las dos ruedas y anuncia el regreso de la marca, y la curiosidad no es solo el retorno de un símbolo de la industria de la moto en Argentina, sino que además están interesados en saber qué es lo que el mercado espera de un retorno de estas características. Por eso en el sitio web de la marca están convocando a los visitantes a que ayuden a co-crear la próxima Puma completando una breve encuesta.

¿Sucederá? Esperamos con ansias tener más información al respecto.

***

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Moto Puma (@motopumaok)

22 Respuestas

  1. juan_val dice:

    Yo tuve una puma cuarta serie, y era una bosta. Me volvería a comprar otra solo para agarrarla a mazazos, sera por eso que la quieren revivir.

  2. soydecolon dice:

    En el año 1975 si mal no recuerdo, tuve la posibilidad de andar en una FELINA con motor Televel Sachs 98 2 cambios al pie, era una nave espacial (teniendo en cuenta mis 14 años). estaba restaurada en esa época y andaba muy bien. la suspensión delantera era telescópica pero con una especia de triángulo/parrilla. Hay que tener en cuenta que con esa mecánica TELEVEL había muchos fabricantes de motocicletas, inclusive PUMA. lo busqué en sangoogle como “motos argentinas con motores sachs 98”

  3. marcelosch dice:

    Negrazón y Chaveta están festejando 😉

  4. Buenas tardes!
    Les queremos.contar que estamos a full trabajando en el proyecto!!!
    La idea es hacer una moto lo más argentina posible… diseño argentino, motores locales o con la mayor cantidad de componentes argentinos (…los vamos a sorprender con un nombre famoso!!!!), chassis argentino…
    En breve en http://www.motopuma.com.ar y en nuestras redes sociales vamos a ir mostrando novedades!!!

    • nicosp dice:

      Felicitaciones Agustin, ojala puedan llevarlo acabo, con tanto chinaje… esperemos que no sean unos mas. Ojala vuela la industria un poco mas argentina a precios competitivos, una utopía lo se… pero banco el proyecto! Suerte y a full!

    • Picho_perez dice:

      Excelente Agustín, suena perfecta la idea.

    • don_teofilo dice:

      Muchos éxitos Agustín. En cuanto a que sea lo más argentina posible creo que lo más importante es que sea de origen nacional aquello que mayor cantidad de valor agregado tiene: el concepto, la marca, la ingeniería, etc. Después, lo que pueda ser competitivo se fabricará acá y sino se trae de afuera.
      No estoy de acuerdo en cuanto a que no pueda competir con los chinos, en todo caso deberá competir con el concepto o buscar su lugar en el mercado; entiendo que no es la idea competir por un ciclomotor genérico sino quizás que tenga que competir con una RE o similar.

  5. P.D.: más allá de seguir a Los Piyus en sus travesías…no tenemos vínculo con el Sr Roberto Livingston (citado en la nota)

  6. Buenas tardes!
    Les queremos.contar que estamos a full trabajando en el proyecto!!!
    La idea es hacer una moto lo más argentina posible… diseño argentino, motores locales o con la mayor cantidad de componentes argentinos (…los vamos a sorprender con un nombre famoso!!!!), chassis argentino…
    En breve en nuestra páginas de motopuma y en nuestras redes sociales vamos a ir mostrando novedades!!!

    • Beto dice:

      Siglo 21, china fabricando en masa con costos de MO bajisimos y procesos super eficientes.
      Se puede hacer algo local y competir en precio contra algo Chino?
      Los ciclomotores desaparecieron del mapa justamente por esto. Un Zanella Due salia historicamente 1000 dolares, hoy por esa plata tenes un 125 4 tiempos, arranque electrico, freno a disco etc etc o sea, un cliclomotor deberia valer 300 dolares como para vender algo, se entiende el punto?

    • AleCov dice:

      Mucha suerte Agustin en este desafio
      Como dice Beto suena utópico hoy en dia este tipo de emprendimiento, pero deseo que se desarrolle con éxito.

    • matialbin dice:

      Hola Agustín!!! Nos gustaría poder ampliar muchísimo más la información y que el proyecto tenga la mayor difusión posible. Hay que apoyar este tipo de iniciativas!

      motoblog@autoblog.com.ar

      Citamos a Roberto Livingston porque el dominio motospuma.com.ar en nic.ar figura a nombre de él.

      Saludos!

    • leov dice:

      Hola Agustín, muchos éxitos.
      Honestamente creo que sí el objetivo es que sea “lo más argentina posible” la mejor manera es que la puma sea eléctrica, dado que tanto motores, como controladores y baterías pueden fabricarse en el país, algo que veo prácticamente imposible para un motor de combustión. Y creo que eso respetaría mucho de las originales -mi viejo tuvo una- en cuanto a lo intervenibles y adaptables que eran. A tu disposición para dar una mano. Saludos!

      • GabrielGSX dice:

        No, no todo tiene que ser electrico, cortemosla por favor. Estoy a favor de la movilidad electrica, pero la insistencia con querer ponerle baterias a todo termina cansando. Revivir la Puma tiene que tratar de ser lo mas cercano al original posible, para hacer una version electrica usen otra marca.

        • leov dice:

          e-puma? es-puma? Insisto en que hoy es prácticamente imposible hacer una moto a combustión 100% argenta (el prácticamente es porque en la edad de piedra no tenemos euro 3 o 4). Pero la otra es importar motores chinos, y que sea otro “badge engineering” adaptado a una realidad que de a poquito se va…

  7. MarianoSRX dice:

    Felicitaciones, siempre es bueno tener un proyecto y un sueño. A veces en Argentina, los que uno piensa que deberían apoyarlo te dicen ” estás en Secretaría de Industria, acá vamos a tratar que pongas un kiosco o un locutorio” palabras que escuché cuando en 2002 intentábamos fabricar un pequeño vehículo de dos ruedas totalmente nacional del que solo se pudieron terminar 50 unidades.

Deja un comentario