Test Ride: Suzuki GSX-S750

Es imposible hablar de Suzuki sin hacer referencia a que la moto de la que vamos hablar hoy es la primera unidad de prensa de la marca que Motoblog probó en sus 7 años de vida. A alguno le llamará la atención, pero los dos anteriores tests que tuvimos de motos de la marca japonesa correspondieron a motos que tenían dueño. La primera fue una V-Strom 1000 en 2018, propiedad de uno de los directivos de Mar Maquinarias, anterior representante de la marca en nuestro país; la segunda fue una SV650 propiedad de Motoblog. Sí, fue nuestra moto de flota durante más de un año y alrededor de 10 mil kilómetros. A efectos de realizar o no un test da lo mismo de donde venga la moto, pero al momento de ilustrar algunos síntomas de la marca es bastante significativo.

Seguro este cuentito ya lo escucharon muchas veces, pero es difícil dejarlo de lado. Suzuki cambió de manos un tiempo antes de que llegara el Covid y todos los contratiempos y dificultades que causó. Cuarentenas, restricciones, retrasos en el comercio internacional, etc. Desde que se dio a conocer su nuevo representante, siempre lo percibimos como un cambio positivo. De repente Suzuki pasaba a manos de un grupo con más espalda, con una planta industrial más importante, con más marcas y posibilidad de escala, etc. En fin, en pocas palabras era una buena noticia para una marca del calibre de la japonesa Suzuki.

Pero los tiempos no fueron fáciles y a eso tenemos que sumarle el de los japoneses, que también se toman el suyo para todo lo que implique toma de decisiones, cambios y demás desvíos de la rutina. Y entonces se empezaron a escuchar quejas y críticas de todo tipo. Algunas por desconocimiento, otras totalmente infundadas y sin ningún tipo de análisis sobre lo que estaba sucediendo. Nosotros desde Motoblog siempre tuvimos respuesta a nuestras preguntas, y la mayoría de las veces no era la que queríamos escuchar. Los tiempos van a ser largos, tengan paciencia. Así que a la quinta vez que nos dijeron eso, no nos quedó otra que esperar.

Pero un día Suzuki volvió al mercado Argentino. No lo hizo de la forma en que todos hubiéramos querido, con bombos y platillos y todo el line-up completo. No. Fue como las condiciones se lo permitieron. Pero no le quedaba mucho margen para seguir dilatando el tema. Así que con las AX100 y GN125 como punta de lanza para volver a producir, y con un puñado de modelos CBU, disponibles en cuentagotas, la casa japonesa volvió al ruedo y en los patentamientos se volvió a leer su nombre, algo que no sucedía desde hace muchos meses. Más de trescientas motos en el mes de agosto.

La Emilia hizo otra cosa muy buena, a nuestro juicio, y es haber incorporado a la empresa empleados del anterior representante, gente que trabajó con Suzuki por más de 15 años en posiciones clave y con mucho conocimiento de la marca, de sus productos y de los procesos. Toda experiencia que no podía ser desaprovechada así nomás. En fin, toda esta introducción para hacer mención al hecho de que en menos de un año desde que oficialmente Suzuki Argentina volvió al ruedo, la marca está haciendo esfuerzos importantes por que sus productos se conozcan.

Y así es como en Motoblog fuimos los primeros en ponerle las manos encima a esta GSX-S750. Una moto que bajó del camión con 0 kilómetros en el tablero y que se fue de nuestras manos con 1000 sobre sus espaldas. Y a ella se le suman otros ejemplares que van a llegar a nuestras manos y con los que tuvimos un breve contacto el pasado fin de semana en Mar del Plata, como las V-Strom 650 y 1050 y la RMZ450. A Suzuki le va a llevar un tiempo recuperar toda su oferta de productos, eso está claro, pero desde su regreso a nuestro mercado tras la pausa que significó su traspaso, está dando señales fuertes de que la marca está con mucha energía y con ganas de hacer cosas. Y eso no es poco.

Ahora sí, vayamos a lo que nos congrega hoy, que es esta Suzuki GSX-S750, una naked tetracilíndrica que ya tiene algunos años en el mercado y que, como muchos de los productos de la marca, ha cultivado el bajo perfil y hasta ha pasado desapercibida por muchos. Sobria, sin estridencias en su equipamiento, sin lo último en chiches y electrónica, hasta rústica si se quiere, pero que al momento de ponerle las manos encima pone en perspectiva las prioridades para el fabricante japonés.

Empezando por el motor, un tetracilíndrico derivado de la GSX-R750 pero con una puesta a punto más enfocada en la usabilidad en la calle. Se trata de un motor de 749 cc., obviamente de cuatro tiempos, con 16 válvulas, DOHC y refrigeración líquida capaz de entregar 115 caballos de potencia a 10.500 rpm y 81 Nm de torque máximo a 9.000 rpm. A pesar de ser una moto 2022, conserva muchas cosas desde su aparición en 2015 y no cuenta con acelerador electrónico ni modos de conducción, de todas formas el acelerador y la inyección funcionan de maravillas haciéndola una moto muy precisa en la entrega de potencia y con una aceleración muy progresiva.

El motor está montado sobre un chasis perimetral tipo doble viga de aluminio, acompañado por una horquilla delantera invertida de 41 mm y un horquillon trasero, también de aluminio, suspendido por un monoshock con sistema de bieletas. Ambas suspensiones cuentan con regulación en precarga. En cuanto a los frenos, que son realmente contundentes, adelante equipa 2 discos de 310 mm con pinzas radiales Nissin de cuatro pistones, mientras que atrás hay un disco de 240 mm con una pinza de un solo pistón. Para cerrar un excelente combo ciclístico, las llantas de aleación de 17 pulgadas calzan neumáticos Bridgestone Battlax Hypersport S21, de lo mejor que hay, en medidas 120/70 adelante y 180/55 atrás.

La electrónica de la GSX-S750 es bastante simple, pero efectiva. La moto cuenta con frenos ABS de doble canal y 3 niveles de control de tracción, además de la total desconexión del sistema. El instrumental es un LCD muy sencillo, pero bastante completo, similar al que tiene la SV650, aunque con algunas funciones más. La iluminación de la moto, salvo el stop trasero, es toda con lamparitas, halógenas y de las comunes. Y ahí se termina la lista. No hay control crucero, ni pantalla TFT, ni calienta puños, ni ninguna de esas cosas raras.

Es una moto tan Suzuki que asusta. Pero de la misma forma que es Suzuki en cuanto a la austeridad de chiches y esas cosas, también lo es con la calidad de su fabricación, la elección de los componentes y la perfección en su funcionamiento. Es una pieza mecánica de una calidad notable. No es una obra de arte, como podemos ver en una MV Agusta, pero nada de lo que veas en esta GSXS te va a hacer poner cara fea. En eso Suzuki no defrauda nunca, ni con la prehistórica AX100.

La GSX-S750 es una auténtica japón japón, que llega a nuestro mercado en un cajón cerrado y a la que hay que hacerle apenas algunos ajustes menores antes de ponerla en marcha. Algo que es muy divertido de hacer, y que ya tuvimos la experiencia allá por 2019 con nuestra SV650. Todo está perfectamente embalado, solo hay que tener algunas herramientas a mano. No sobra ni falta un tornillo, y la moto arranca como si hubiera estado en marcha hace 5 minutos.

Una vez que la sacas a la calle es difícil bajarse. En la ciudad es una herramienta super precisa para moverse por el tránsito con decisión en todas las maniobras y sabiendo que entre las piernas tenemos una moto que responde a cada requerimiento, tanto del acelerador, como del chasis y los frenos. Es una especie de bicicleta con 81 Nm y 115 caballos de potencia. Obviamente hay que tener todos los recaudos necesarios para la ciudad, donde cada medio segundo se te cruza algo y donde el asfalto puede esperarte a la vuelta de la esquina con una sorpresa, sea una mancha de combustible o un bache rompellantas. Pero la experiencia arriba de la GSXS es muy gratificante.

Y si hablamos de andar con una sonrisa, esto se manifiesta aún con más ganas a la hora de salir a la autopista, donde uno realmente se da cuenta el nivel de máquina que está pilotando. No es la más rápida, ni la más potente, ni la más moderna, pero es una moto que está tan bien desarrollada que realmente sorprende que no haya sido una moto con un éxito mucho mayor en ventas, porque estuvo disponible siempre en nuestro mercado desde 2018. Incluso todos los propietarios, ex propietarios que conocemos de esta moto hablan maravillas de ella.

Una moto con mucha potencia, pero a la vez super dócil y con un chasis, suspensiones, neumáticos y frenos suficientes para que uno sienta que la moto va a hacer lo que necesitamos que haga cuando nosotros lo dispongamos. Una moto super manejable en la diaria, con el agregado de que una vez superadas las 8.500 rpm se convierte en una fiera que no sólo acelera muy fuerte, sino que también emite un sonido totalmente adictivo.

Incluso el pasado fin de semana tuvimos un reencuentro con la GSX-S750 en Mar del Plata y pudimos dar algunas vueltas en el autódromo, aunque fueron solo unas pocas. De todas formas, suficiente para revalidar todas las credenciales de la moto. Seguramente haya algún material más en unos días.

Mientras tanto los dejamos con el test ride de esta Suzuki GSX-S750 y quedamos atentos a sus comentarios. Esperamos que les guste.

***

Lo que más nos gustó

M.A.
+ El nivel de calidad de la moto es indiscutible. Todo está bien hecho.
+ La defino como una moto muy precisa. Es grande el cambio cuando uno se sube a una moto de esta categoría.
+ El empuje del motor y el sonido que emite cuando empieza a trepar alto en las rpm.

M.F.
+ Mucha potencia y docilidad a la vez
+ Las cubiertas con las que viene me dejaron impresionado
+ El diseño me encanta ¿es la naked más linda?

Lo que menos nos gustó

M.A.
– Necesita aggiornarse con algunas cosas para ser una moto 2022.
– La iluminación no es mala, pero debería venir full LED
– Modernizaría la electrónica para poder ofrecer más cosas (modos de conducción, quickshifter, etc)

M.F.
– Hilando fino, me gustaría más posibilidades de regulación en las suspensiones
– La iluminación de la moto ya debería ser full LED
– ¿Quickshifter?

***

***

***

FICHA TÉCNICA

Modelo probado: Suzuki GSX-S750
Precio: USD 22.500
Garantía: 2 año o 24.000 kilómetros.
Comercializa: La Emilia S.A

MOTOR

Tipo: Cuatro cilindros en línea, DOHC, 4 válvulas por cilindro, inyección electrónica, refrigeración líquida.
Cilindrada: 749 cc
Potencia: 114 cv a 10.500 rpm
Torque: 81 Nm a 9.000 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: Seis marchas.

CHASIS
Suspensión delantera: Horquilla telescópica invertida de 41 mm con regulación en precarga
Suspensión trasera: Monoshock con ajuste de 7 posiciones en precarga.
Frenos delanteros: Discos dobles de 310mm con pinzas Nissin de 4 pistones.
Frenos traseros: Disco de 240 mm con pinza de 1 pistón.
ABS: Si, doble canal
Control de Tracción: Si, con tres niveles y desconexión total
Neumáticos: 120/70 ZR17 y 180/55 ZR17, Bridgestone Battlax Hypersport S21.

MEDIDAS
Largo total: 2.125 mm
Ancho total: 785 mm
Distancia entre ejes: 1.455 mm
Altura del asiento: 820 mm
Despeje al suelo: 135 mm

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 225+ km/h aprox
Consumo medio: 16 km/l
Capacidad del tanque de combustible: 16 litros
Peso en orden de marcha: 213 kilos

20 Respuestas

  1. Picho_perez dice:

    Que linda opción y que no se haya descontinuado, una moto con poca tecnología siempre te da otra experiencia de manejo. 4 cilindros que cosa hermosa. El precio hace que sea una moto inalcanzable, pero el que la tenga que la disfrute y me la preste una vuelta.

  2. alfredotw dice:

    Yo la tuve. Excelente, cuando pueda me la vuelvo a comprar (o la GSXS1000 que es la version premium). Contras: Pesada y frenos mas o menos. A favor: Todo. Sonido, potencia, etc. Para ciudad anda perfecto y para touring mas o menos pero zafa. En circuito se debe lucir.

  3. Martincho dice:

    Esta moto fue remplazada en Europa por la 950 gsxs cuestión ambiental igual la interesante serie la 1000gsxs, esta es una moto pero creo que la kawa 900 es superior, las 2 tienen problemas de peso están gordas para la época

  4. RockSer dice:

    Excelente máquina! Una pura sangre nipona con un 4 tubos de verdad, con altas prestaciones y calidad iniscutible!

  5. Gorgojito dice:

    El sonido… pahhh! hermoso!

  6. HSP_77 dice:

    Hermosa moto, como toda Suzuki debe ser un placer manejarla. Ahora bien, se repite la falta de oferta de 125 hasta esta 750, no hay nada en el medio, ni una 250 o 500

  7. nicosp dice:

    La tiene un vecino con Yoshimura Alpha T. La prende a la mañana y me saca una sonrisa estando a 3 casas. Una belleza 4 tubos. Imposible hoy en día al precio que esta.

  8. polloporoto dice:

    Que belleza, particularmente es la mas linda de todas…..me vuela cabeza!!!

  9. RUTA66 dice:

    Creo que por 3.000 usd más, iría sin dudas por una z 900 que es muy superior en todo.

  10. GabrielGSX dice:

    La tengo desde 2018 (y estoy pensando en venderla, algun interesado? jajaja). Es la tipica moto con ADN Suzuki, no destaca en nada pero hace todo bien. Si es verdad que no tiene toda la tecnologia que traen las mas modernas pero realmente no se que tan necesario son algunas cosas mas alla del ABS y el control de traccion que tiene.
    El faro delantero tiene un problema de fabricacion, se parte la optica por la diferencia de temperatura entre interior y exterior si hace bastante frio. Lo reclame en su momento cuando el representante era Mar Maquinarias y todavia estoy viendo pasar los fardos de pasto como en el lejano oeste. Ninguna respuesta. A quien la compre, desde el dia cero que le ponga led y solucionado el problema.
    El sonido incluso con el escape original es excelente, pero como bien dijeron arriba el Yoshimura Alpha es EL ESCAPE para esta moto. No llegue a tanto, la tengo con un humilde “eseseproyec” mas chino que la muralla.
    Contras? Olvidandonos del precio porque eso rige para todas las motos, el peso es bastante alto, un pequeño parabrisas de fabrica no le vendria mal, y como ya dijeron la iluminacion led deberia ser algo de fabrica hoy en dia.

  11. Jorge sbk dice:

    Leo a varios hablando de motor ” 4 tubos”. Pregunto: De donde sacaron ese término ? Es lenguaje inclusivo ? Realmente queda feo y no indica nada (Tecnicamente hay mas de 4 tubos en un motor jejej). Es una moda berreta o un snobismo que se les ha pegado.
    Pienso que decir tetracicilndrico, cuatro cilindros o cuatro en linea es mucho más preciso
    Pasando a la Suzuki, una sola palabra : Hermosa !!

  12. Jorge sbk dice:

    Tetracilíndrico digo, jejej

Deja un comentario